16/10/11

El show debe continuar.

En las sábanas se impregnaba el perfume de la famosa bailarina del Moulin Rouge, la que anestesiaba a los hombres cuando movía su cancán, la que les escalofriaba cuando movía su largo pelo acompañado por esos rojizos labios deslumbrando a la noche parisina. Christ la enamora con su poesía y ella lo hechiza con la luz que irradiaban sus ojos. A escondidas, todas las noches, en lo alto del molino para disfrutar de su amor, ese que ellos jamás habían conocido hasta ahora. Caricias de ternura, besos ocultos en las estrellas y noches solo conocidas por ellos y las sábanas.
Y luego como si nada, como si ninguno existiera, ¿y por qué?.
Porque el show debe continuar.

6 comentarios:

Carlos Rodríguez Arias dijo...

Como ver Moulin Rouge
Un beso

Babú dijo...

así es ese mundo...
me parece mal que no puedan mostrar su amor!

Lorraine dijo...

ai Mouline Rouge... siempre me ha fascinado la sensualidad y a fragilidad de las bailarinas de Can-Can :)
Muchísimas gracias por pasarte por mi blog :)
¡Un beso enorme!

Lorraine.

Thecats'secret dijo...

Without words.

Yüe Béret dijo...

Moulin Rouge <3 Me han entrado ganas de volver a verla.

Un tarro lleno de palabras maravillosas, de esas que te roban una sonrisa (como tu entrada).

Rose Flockhart dijo...

Comparto opinión con Yüe Béret, me han entrado ganas de ver de nuevo Moulin Rouge. Pero, como has dicho, el show debe continuar <3