12/10/11

Arrebatador de tesoros.

Tras su último aliento y su última lágrima, se quedó con el anhelo de poder haberle acariciado más, susurrándole un te quiero con la melodía del oleaje del mar Mediterráneo de fondo. Se terminó todo, le quitaron su vida. Ansiosa vida que por ti había sido arrebatada... Sí, tu, -Muerte-
solo te hizo falta una bala que atravesase su corazón. Maldita bala y cruel Muerte que hiciste escapar tu ira hacia una persona equivocada.

-Llévame a mi también contigo- Morgan susurra viendo el cuerpo desvanecido tumbado de su precioso Jean.
-Aunque hayas elegido dejarme aquí sufriendo por ti, te buscaré y cuando te encuentre, pagarás haberme arrebatado mis sueños junto a Jean.

cogió la misma pistola que había hecho sacar esa sucia bala hacia Jean y salió entre sollozos y lágrimas del almacén de unos traficantes (que Jean, al ser policía, buscaba para detener) para encontrar al asesino, también a su asesino, arrebatador de su tesoro más querido.

5 comentarios:

Thecats'secret dijo...

Que triste... Are you happy now?
Es genial, cada día escribes mejor, Claire.

Miss Frenesí dijo...

La vengaza puede ser más peligrosa (y más cuando se ha roto un corazón).
Un beso!

Renata dijo...

Qué triste cuando uno pierde todo lo que tiene. Lo único que tiene.

Babú dijo...

por eso no es bueno tner un novio policia...

Lacasito dijo...

Pobre Morgan, perder así a alguien a quien se ama >___< tiene que ser una de las cosas mas dolorosas de este mundo.

saludos <3