15/7/11

Wolfi.

No escuchemos viejas historias,
la realidad y las leyendas suelen encontrarse en caminos distintos.

Wolfi, ese era su nombre o por lo menos yo lo llamaba así, puede resultar extraño pero, era mi mejor amigo y era un Lobo. Un lobo veloz, fuerte, salvaje, feroz, que vagaba por mi ciudad. No se porqué la gente tenía miedo, sé que no es un animal indefenso como un perro pero jamás hizo daño a nadie, mucha gente lo vio como intentaba buscar agua en las esquinas de la noche, ¿Por qué se asustaban de él? Podría ser por las historias que contaban sobre los lobos, sí, las historias que nos cuentan y que muchas no son verdad y nosotros por el simple hecho de conocerlas rechazamos a las personas o animales implicadas en ellas. Wolfi me visitaba cada noche en la puerta trasera, jugaba con mi perra Cascabel y yo le daba un poco de comida, por si ese día no había cazado nada, y un poco de agua. Él me lo agradecía con su mirada y con su sonrisa, después volvía a su territorio llamado Bosque con un paso silencioso para no despertar a la noche.

4 comentarios:

A3EM dijo...

QUE BONITA HISTORIA :)
TESIGOOO :D

Campanita dijo...

Que lindaaaaaa, te sigo :)

Campanita dijo...

Que lindaaaaaa, te sigo :)

J. dijo...

que linda mini historia (: me re gustó el blog ! un beso ♥