14/7/11

Francés.

François, el chico de intercambio, era un joven diferente a los demás. Siempre que pasaba por nuestro lado nos saludaba con su típico ``Bonjour´´ y su típico ``moustache´´. Todos nos preguntábamos si era de verdad o artificial, pero era realmente extraño, único y raro, muy bien peinado y con un castaño tirando hacia rubio brillante bastante hermoso. Un día tuvimos la oportunidad de conocerlo mejor, estuvo hablando con nosotros, era muy simpático, entonces es cuando lo descubrimos todo, François se quitó el ``moustache´´ nos sonrió y en él vimos a otra persona totalmente diferente. François no era quien creíamos, en realidad se llamaba Antoine, Antoine Lavoisier, un joven cantante famoso de Francia, nacido en París que quería tener unas semanas de tranquilidad, para sentirse normal, fuera de los flash de los paparazzis y de la televisión. Era increíble como en todo aquel tiempo, se pudo esconder en esa pequeña máscara, una máscara que estaba tan cerca a ser real. Nosotros, como buenos amigos, seguimos guardando el secreto.

El protagonista de la historia es una personaje inventado con el que he querido transmitir ( y espero lograrlo ) como una persona puede esconderse tras una máscara para su propia satisfacción y como lo puede conseguir, ya que pienso que es una gran realidad de hoy en día, a veces según nos convenga o no, las personas podemos tener un ``moustache´´

Cojemos la máscara y escondámonos tras ella del mundo.

4 comentarios:

Crica dijo...

Interesante entrada (:
Yo, en ocasiones, suelo usar aquella máscara para que no me lastimen. Ya sabes, la máscara de la protección.
Te cuidas, besitos.
Te sigo.

! Shooting Stars •• dijo...

Solo puedo decirte que es increible.
Y que te quiero.

Miss Frenesí dijo...

QUé original tu texto! jaja
Yo creo que todos nos hemos puesto ese "moustache" alguna vez :)
Un beso!

A3EM dijo...

que bonito :)
nos gusta tu blog
pasate por el nuestro site gusta :
elbauldelosrecuerdos-a5egmj.blogspot.com
unbeso