23/10/11

La cara oculta de la chica abandonada.

-Tus pupilas ardían de fuego, ya no conocías sonrisas ni tampoco caricias de deseo. No eras más que hielo, frío pero luminoso en la oscuridad nocturna. Aparecías entre las estrellas para ocultarte con la Luna y Megan, demasiado excéntrica ¿no crees? Demasiado transparente te crees ser, demasiado fuerte pero a la vez, débil como la pluma que acompañaba a la delicada mariposa que reinaba de la fantasía y la ilusión. Tantos rasguños tienes en tu pecho que jamás perdonarás a quiénes te habían ofendido, si, esos cientos de hombres, por qué no decirlo, que te habían apagado, apagado tu llama, esa en la que tu creías; la llama del amor. Para, ya han pasado varios y duros años que tu rompe-corazones último, Steve, te dejó por otra, quedando en abandono, otra vez, con la misma excusa; ``no estás tan buena para ser mía´´. ¿Tuya?, pensabas, no soy tu peluche al que puedas dejar tirado en la basura esperando otro dueño. No soy dueña de nadie, ni tan si quiera soy dueña de mi misma, dictó Megan. Y así se produjo todo, noches de espanto, dolor y angustia, demasiado miedo provocado por una sola mujer, demasiadas estrellas apagadas con cada muerte causada. Fue así como cegada por la venganza, Megan pasó a ser roja como la sangre y letal como el viento.

Este texto fue el escrito para el concurso de http://www.liittledreamer.blogspot.com/, ante todo felicidades a las ganadoras y espero que este os guste.

8 comentarios:

Mandarina dijo...

La venganza no es una bena compañera...

The Little dijo...

La venganza es un mal sentimiento. No trae nada bueno.
Gracias :) Intentaré pasarme más a menudo.

Miss Frenesí dijo...

Te puede sorprender la de golpes que es capaz de soportar un corazon.
Un beso enorme!

Melodías Agridulces dijo...

Me gustó. En parte me recuerda a mi, lo bastante orgullosa que soy.
Sé que no es bueno, pero trato de cambiarlo. Beso! lindo bloggggg, te sigo!

David C. dijo...

chévere.

Ana dijo...

Que texto más bueno... me encanta la última frase: " Fue así como cegada por la venganza, Megan pasó a ser roja como la sangre y letal como el viento"
Hay otra frase que me ha impactado mucho, y es que ella no pertenece a nadie. Eso es muy cierto.
Un enorme saludo de tu nueva seguidora, a la cuál has impresionado con tus palabras mágicas.
Un saludo

Liz dijo...

ha estado genial ;) lastima que no ganaste ;/

Yüe Béret dijo...

Pobre Megan. Espero que al final, algún día, aparezca un hombre que de verdad la quiera y recomponga todos los pedazos de su corazón.

(Un tarro lleno de palabras maravillosas,
de esas que te roban una sonrisa.)